Resident Evil FOUR

Corrían los tiempos de la Nintendo64, la PlayStation para el resto del mundo, cuando CAPCOM lanzó a la luz su primer Resident Evil, juego que, inspirado en Alone In The Dark, traía de nuevo a nuestro tiempo el género de terror en los videojuegos. Siendo sincero, el juego nunca me atrajo como tal, salvo por su historia. Tener que ir con un tanque matando zombies no era lo que esperaba de un juego, pero a la gente le encantó. Su segunda parte marcó un hito y su salida se convirtió en algo parecido a un estreno de cine (recordemos que aún estamos en 1998), pero desde entonces ha decaído, eso sí, manteniendo su nivel de ventas y creando una legión de fans de la saga de Umbrella. Todo parecía estancado en el mundo de los videojuegos, y tras un intento de reorientar la saga surgió DevilMayCry, que era lo que iba a ser Resident Evil 4. Y tras el acuerdo de CAPCOM con Nintendo y sus “cinco magníficos” se anunció que uno de ellos iba a ser RE4. Y así llegamos a uno de los techos tecnológicos de esta generación…
Los gráficos de RE4 es lo primero que nos llama la atención. En realidad, lo primero que notamos es que al traducir se han comido una “i” de “inicio” y vemos “INCIO” en el menú principal. Pero chorradas a parte, los gráficos del juego se desenvuelven poco a poco mostrando la genialidad del equipo dirigido por Mikami Shinji, llegando a niveles nunca vistos ni siquiera en PC’s mucho más potentes. Y no sólo son los gráficos lo que nos llama la atención. Su música y efectos de sonido, disparos, gritos de los “ganados” logran hacernos sentir que estamos dentro de una película pero real. Todo esto sería meramente accesorio si el juego no fuera divertido, pero se ha logrado un juego sumamente adictivo en el que cada disparo es una descarga de tensión que se va acumulando a cada paso del extenso recorrido del mismo. Los “malos” son muy convincentes poniéndonos en apuros en cada esquina, pero con un nivel de dificultad digno de Nintendo. Me lo he pasado tras 22 horas de juego y la verdad es que ha sido una de las experiencias de esta generación, a la par con Wind Waker. El detalle y mimo volcado en este título hace que sea indispensable en cualquier ludoteca, y si no tienes una GameCube…¿a qué estás esperando? (La versión de PS2 no va estar a la altura en cuanto a gráficos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s